Cómo cuidar nuestros implantes dentales

implantes dentalesUn implante es una pequeña pieza alargada con forma de tornillo de un material biocompatible (siendo los más habituales titanio ó zirconio) que, una vez colocado en el hueso, se integra en él. De esta manera, el implante logra imitar la función de raíz de un diente perdido. A este implante se le unirá una prótesis que tiene como finalidad reemplazar el diente perdido, o servir de soporte a una estructura mayor.
Una vez colocado el implante o implantes dentales, éstos requieren de una serie de cuidados para asegurarnos que duren el máximo tiempo posible. Cuidados, limpieza y revisiones son fundamentales para garantizar el éxito de los implantes y las prótesis que soportan.
Como consejos generales, recuerda cepillarte los dientes después de cada comida, de forma suave pero enérgica, haciendo hincapié en la zona de unión entre el diente y la encía ya que ahí es donde se acumula la placa, que puede provocar periodontitis. Debes repetir esta operación en los implantes para prevenir la aparición de la periimplantitis. Puedes apoyarte con la seda dental, el cepillo interdental, que sirve para realizar limpieza entre cada pieza dental, y el irrigador bucal, el cual dirige el agua de forma más efectiva. Estos irrigadores suelen tener un cabezal específico para implantes dentales.
Tras la colocación de los implantes, además de los cuidados básicos post-operatorios (no fumar -lo cual en general no es recomendable para la salud bucodental-, aplicar frío en la zona afectada, dieta blanda y fría, evitar el cepillado o los enjuagues bucales el mismo día de la operación), debes realizar revisiones cada 6 meses. En estas revisiones se realizarán radiografías para comprobar el estado del hueso, comprobación de que no haya sarro debajo de la encía y pruebas de movilidad para asegurarse que no se hayan aflojado los tornillos del implante.
En definitiva, los implantes dentales son una gran solución para recuperar la funcionalidad y estética de tu boca, pero es importante mantener revisiones periódicas para asegurar la salud y vida de los implantes.

Existe esperanza para la gente con dolor orofacial

dolor orofacial
• La prestigiosa revista internacional independiente PLOS One publicó un artículo llevado a cabo por un equipo multidisciplinar de la Universidad de Santiago de Compostela y del complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, en el cual se encuentra el odontólogo gallego Urbano A. Santana Mora, primer autor del artículo científico.
• El Dr. Urbano Santana Mora acaba de defender brillantemente su tesis doctoral internacional denominada: “El Síndrome del lado habitual de masticación”.
• Hasta ahora, el término que se empleaba era una mera descripción de las quejas del paciente: Síndrome de Dolor-Disfunción de la Articulación temporomandibular.

Este estudio ha demostrado que las características del “Síndrome del lado habitual de masticación” son las siguientes:

• Comer habitualmente por un mismo lado, que es casi siempre el afectado.
• Sufrir un remodelado asimétrico de las articulaciones temporomandibulares.
• Mejor preparación de los dientes para masticar por el lado afectado.

Una enfermedad de tipo crónico, es lo que normalmente se conoce como “ATM” o dolor de la mandíbula. Esta enfermedad parece afectar al 80% de la población. Un 18% de la población requiere tratamiento y suele emplearse la férula oclusal (“splint”) como el más común. Tanto si se usa la férula como si no se hace nada, este problema suele evolucionar de forma favorable y es tolerado sin mayores consecuencias. Sin embargo, un 3% de la población sufre los síntomas de un modo severo o grave, con dolor de gran intensidad y, con frecuencia, limitación de la apertura bucal. Masticar se convierte así en una tarea dolorosa y este dolor puede ser incapacitante. Por ello, tanto el coste personal (solamente en USA asciende a varios miles de millones de dólares) así como el absentismo laboral, por la imposibilidad de realizar las labores comunes, pueden ser elevados y de consecuencias dramáticas.

Esta enfermedad fue descrita por primera vez por Costen, un médico Otorrinolaringólogo, que vio que los síntomas óticos (oir ruidos inexistentes, mareos, vértigos) eran frecuentes. Sus pacientes solían tener la dentición desgastada y le atribuyó esta enfermedad a lo que llamó “colapso de mordida”. La realidad es que corregir ese colapso de mordida no cura esta patología, por lo que hoy se considera que Costen estaba equivocado y que otros factores, que aún no se conocen del todo, podrían ser los que la causan.
Ahora, al demostrar esta asociación de características mediante el “Síndrome de lado habitual de masticación”, resulta lógico que esta patología pueda responder predecible y favorablemente a un tratamiento de equilibración oclusal. En la experiencia del equipo, recuperar la manera de cerrar la boca suavemente y sin impedimentos, a la vez que restaurar, reponer y/o remodelar los dientes y muelas, especialmente en el lado que menos se emplea para masticar, puede eliminar o reducir drásticamente los síntomas.
Lograr el éxito del tratamiento puede requerir disponer de los dientes “funcionales” y tener una dentición íntegra, sin caries que duelan o espacios desdentados que dificulten la función masticatoria. De hecho, la equilibración oclusal correctamente realizada después de la colocación de implantes o después del tratamiento ortodóncico puede, en opinión del Dr. Santana, no solamente eliminar los síntomas del paciente, sino también, tener un efecto preventivo, evitando que aparezca en personas que no lo sufrían antes de realizar cambios importantes en la boca.
De hecho el equipo en el que esta incardinado el Dr. Santana Mora está llevando a cabo un ensayo clínico abierto prospectivo para valorar la eficacia del tratamiento. Éste (P11/2057) es uno de los, solamente, 31 ensayos clínicos independientes en España que financia y promueve el Instituto de Salud Carlos III del Ministerio de Innovación y Ciencia, esperando que esté concluido y divulgado el próximo año 2016.
Esta investigación permite dar esperanza a los miles de pacientes que conviven con dolor en la ATM. Hasta el momento, sólo podíamos abordar este problema de un modo paliativo con el empleo crónico de medicación o férulas.
Perfil profesional
El Dr. Santana desarrolla su actividad, principalmente, en torno al dolor orofacial, la implantología y la rehabilitación oral. Habitualmente ejerce en su clínica de Ourense y compagina su actividad profesional con su labor como docente en el Grado de Odontología y en el Máster en Prostodoncia e Implantología de la Universidad de Santiago de Compostela. En este mismo marco, desarrolla junto con el equipo de la unidad de Oclusión de la USC, una actividad investigadora con la que han logrado varias publicaciones en prestigiosas revistas internacionales.
Con esta nueva aportación, los pacientes afectados por este tipo de problema, encontrarán un nuevo abordaje terapéutico en la clínica orensana del Doctor Santana.