8 consejos de cepillado

 

 

El cuidado de la boca es algo fundamental para proteger nuestra salud bucodental. Aunque no lo creamos, una mala higiene bucodental no sólo produce problemas de salud oral sino también del organismo en general. Nos sorprendería la cantidad de afecciones que tienen su origen en la boca.
Un cepillado regular ayuda a cuidar de nuestra boca. Sin embargo, en  muchas ocasiones el cepillado no se hace de forma correcta. Vamos a ver algunos consejos para realizar un buen cepillado:
  1. ¿Cuántas veces debemos cepillar los dientes? Lo adecuado es al menos dos veces al día, por la mañana y por la noche, antes de ir a la cama. Si lo haces todas las noches evitarás padecer muchas infecciones y problemas de salud.
  2. El cepillo dental debe ser suave y de forma redondeada en las puntas de las cerdas. La cabeza del cepillo es mejor que sea pequeña para alcanzar mejor todos los rincones de la boca.
  3. Reemplaza el cepillo cada 3 o 4 meses.
  4. Cuando te cepilles los dientes, coloca el cepillo en un ángulo de 45 grados, en la línea donde los dientes se encuentran con las encías, ya que es una zona donde se acumula mucha suciedad. Esta suciedad provoca enfermedades como periodontitis, que pueden llegar incluso a provocar la pérdida de dientes. Lávate los dientes ejerciendo presión con firmeza pero a la vez suavemente. Mueve el cepillo de arriba a abajo realizando movimientos circulares, sin frotar mucho ya que si aplicas demasiada fuerza podrías dañar el esmalte.
  5. Pasa el cepillo por toda la superficie de los dientes, lengua y mejillas. Pon especial atención al frente de los dientes y a toda la superficie de las muelas.
  6. La lengua debe cepillarse de atrás para delante, con un poco de pasta de dientes. Una lengua limpia sirve para prevenir la placa bacteriana, que es la que causa el mal aliento. Hay cepillos especiales para la lengua.
  7. El hilo dental es un buen complemento para el cepillado. Utilízalo al menos una vez al día. Para usarlo bien, corta un trozo de unos 30 cm y hazle un nudo para unir ambos extremos. Mete el hilo dental entre los dientes hacia las encías. Dobla el hilo entre cada diente en forma de U y deslízalo de arriba abajo, para ir eliminando la placa formada.
Con estos consejos básicos, lograrás tener una boca limpia, sana y fresca. No olvides visitar a tu dentista regularmente para vigilar la salud de tus dientes y encías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*